LEISHMANIOSIS EN PERROS, SÍNTOMAS, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

¿Qué es la Leishmaniosis canina?

La leishmaniosis o leishmaniasis es una enfermedad causada por un parásito llamado Leishmania el cual se transmite por medio de la picadura de un mosquito del género Phlebotomus. La leishmaniosis en perros puede ser muy grave y hasta mortal si no se detecta y trata a tiempo. Es una enfermedad incurable y crónica y el perro no la transmite a los humanos ni a otros animales.

¿Cuáles son los síntomas clínicos más comunes?

El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y las patas en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, éste se complica observando síntomas relacionados con insuficiencia renal en muchos casos.

¿Puedo vacunar a mi perro contra la leishmaniosis?

Si, hoy existe en el mercado una vacuna contra la Leishmaniosis con un alto nivel de eficacia. La primera vez es necesario la aplicación de tres dosis, con un intervalo entre ellas de tres semanas, después solo se necesita una revacunación anual, para mantener a inmunidad, frente a esta enfermedad.

¿Hay otros productos que protejan a mi perro?

Hay productos disponibles en spray, en pipeta y collares, que dan una cierta protección contra la picadura del flebotomo.

Tratamiento la Leishmaniosis en perros:

Aunque el tratamiento es muy costoso y no proteje al perro de posibles recaídas, sí aumenta la probabilidad de que tu perro sobreviva disminuyendo los síntomas notablemente, algunos viven muchos años y gozan de una buena calidad de vida. Las secuelas que sufre el perro después de la enfermedad dependen del estado en que hayan sido afectados sus órganos así que si no se detecta a tiempo y no se aplica pronto el tratamiento necesario, puede resultar mortal sobre todo en casos de leishmaniosis visceral.

No olvides siempre ir con tu veterinario de confianza y solicitar información sobre la incidencia de esta enfermedad en tu localidad, acude a él para más información sobre el tratamiento si tu perro padece de este mal. Y recuerda compartir está información con el fin de concienciar a las personas sobre la importancia de la prevención de esta enfermedad y así evitarle malos ratos a nuestros hermanos de cuatro patas.

14117941_1566863990289195_3597530854893412479_n